Medidas para Crecer / Pequeños Pasos

May 7, 2016

Amanecía un día Viernes finalizando el mes de abril, el frio se empezaba a sentir en los huesos,  un crudo inverno comenzaba  a avecinarse. Eran las siete de la mañana, nos esperaba un largo camino, ese día teníamos una misión que no cambiaría el mundo, pero tal vez cambiaría nuestra percepción de la realidad.

 

 

Tras el recorrido en tren y colectivo, llegamos a las puertas de la Fundación Pequeños Pasos, donde los profesionales recogerían el instrumental necesario para trabajar, ese día el objetivo era pesar y medir, saber la talla y el peso de los chicos del merendero barrial sede Sabino Navarro en la localidad de Loma Hermosa, partido de San Martin.

 

La incursión en el barrio fue una especie de aventura, desde la ventana caballos y  decenas de perros aparecían en nuestra ruta, los caminos de tierra y lodo complicaban la tracción del desvencijado remis, casas de techo bajo, ladrillos al natural y tejados de chapa empezaban a anunciar llegada a nuestra parada, al detener, un letrero colgado en una puerta de alambres nos da la bienvenida.

 

45 chicos de 1 a 5 años asisten al merendero, la cooperativa solo recibe ayuda de parte del municipio para abastecer las necesidades de 21 pequeños, el resto se sustentan con algún aporte mínimo de los padres, que solo sirve para cubrir los gastos. A estos niños se les brindan apoyo escolar, reciben desayuno, almuerzo y merienda, estimulación social, como así también contención emocional;  muchas de las familias que llevan a sus niños la cooperativa Navarro no pueden ofrecerles la alimentación básica que estos necesitan para su crecimiento y desarrollo, y esta carencia hace que ese niño sufra un retraso en su progreso físico e intelectual, más del 50 % sufre algún grado de desnutrición, casi todos tienen un riesgo social elevado, madres adolescentes, padres analfabetos, padres en prisión, madres ausentes, la falta de información y recursos junto con la falta de estimulación temprana conlleva a agravar esta situación.

 

Las profesionales de pequeños pasos empezaron a trabajar intentando detectar algún déficit o grado de desnutrición en estos niños, una vez descubierto se los invita a la fundación para hacer un seguimiento y ofrecerles mejor atención, como así también diferentes alternativas para la solución de diversos problemas; por ejemplo los padres también son convocados a participar de diferentes actividades y talleres, pueden aprender un oficio, como sería peluquería o tejido a máquina.

 En el transcurso de la mañana el bullicio de los niños hacía eco en el pequeño patio del merendero, la fila de los padres esperando su turno se prolongaba en el escueto pasillo, ese día 38 niños fueron medidos y pesados, la mitad de ellos con algún déficit nutricional.

 Es difícil saber las historias de estos nenes puertas adentro, las problemáticas sociales son muchas, la falta de educación y de información son un factor fundamental, el rol del los padres es un componente muy importante en la crianza de estos pequeños.

Estas historias se repiten diariamente en diferentes puntos del país, tal vez con nuestro trabajo no cambiemos la realidad, pero somos ese granito de arena que aporta, que mueve día a día voluntades y esperanzas para tratar de lograr un mejor lugar en donde vivir con mejores personas que lo integren. De a poco, paso a paso..

Si quieres colaborar, o informarte mas acerca de los proyectos, eventos y voluntariado que llevan acabo en la Fundación hace clic aqui http://www.pequenospasos.com.ar/

 

Presentes en el operativo: Aldana, Jimena, Gabriela, Karen, Mariela, Tatiana

 

Agradecimientos: Pequeños Pasos 

Please reload

Follow 
  • Facebook Basic Square
  • Google+ Basic Square
  • Instagram Social Icon
Featured Posts

The Camel Rider

May 17, 2018

1/10
Please reload

Recent Posts

May 17, 2018

Please reload